Sal Blanca de Mar

Es una sal de grano pequeño 100% natural, muy diferentes a la de uso común a lo largo del país, con un contenido mínimo de impurezas, gracias a la ubicación geografía de la Laguna de Cuyutlán, al tipo de suelo que rodea la laguna, al clima y al método de extracción, el cual es totalmente artesanal, dando como resultado cristales con un contenido menor de cloruro de sodio y la audiencia de metales pesados en relación a la sal refinada o sal de mesa.

Dentro de sus características encontramos que se puede deshacer fácilmente con la yema de los dedos.

Obtenida exclusivamente por el secado del sol y la acción del viento, sin adicionar ningún ingrediente.